¿Inseguridad o ineficiencia?

Hace 2 días por primera vez llamé al 911 para reportar un asalto que estaba viendo: Un hombre tenía arrinconada a una muchacha y le estaba quitando el bolso y el celular, pero ella se resistía. Cuando el muchacho se dio cuenta de que lo estábamos viendo y que yo hacía una llamada la dejó ir pero no le devolvió el celular.

El motivo por el cuál escribo éste post es la ineficiencia de la policía, razón por la cuál a los delincuentes no les importa infringir la ley, porque de todas formas es casi imposible que los atrapen...

Después de avisar por teléfono, utilizamos otra calle para llegar a nuestro destino, mi sorpresa fue ver que a escasos 100 metros, en la misma cuadra pero doblando a la derecha había una patrulla estacionada con 3 policías comiendo. Cuando les reportamos lo que estaba sucediendo dijeron: -Ahorita vamos... Y siguieron comiendo, tranquilos, como si nada hubiese pasado.

A 100 metros de donde estaba la patrulla pasaron dos policías en motocicleta, "vigilando", pero iban muy rápido como para hablar con ellos. Y a 100 metros más (o sea a 300 metros de el asalto), iban caminando 2 policías más, a los cuales también les avisé de lo que pasó. Uno de ellos me preguntó si yo era la que había reportado al 911 el asalto y le dije que sí. Yo seguí mi camino y me monté al bus, y ellos se quedaron el la esquina en donde los había encontrado, no se movieron...

Me pareció increíble que el asunto de la inseguridad no fuese por falta de policías, sino por la falta de ganas de hacer su trabajo...no sé si todos los policías de éste país sean así, pero es la primera vez que recurro a ellos y definitivamente tenía ganas de gritarle a todos para que hicieran algo para hacer su trabajo.

3 Reflejados:

Anastácio Soberbo dijo...

Hola, me encanta el blog.
Lo siento no escribir más, pero mi español es malo escrito.
Un abrazo de Portugal

Nayuribe dijo...

Tranquilo, muchas gracias por visitarme, y que gusto que te intereses en lo que escribo a pesar de la barrera del idioma.

Horcon Boga dijo...

Te voy a contar otra: en el pub de teatro que teníamos yo estaba en una esquina esperando por el muchacho que me traía un pedido.
Enfrente mío un señor empezaba a abrir su coche y de repente lo asaltó un delincuente con unas tijeras por la espalda. Yo le pegué un grito y él se viró para mí, y en esas el amigo que me estaba trayendo el pedido (que ya llegaba un poco más allá por su espalda) lo agarró y lo botó al suelo y él arriba haciendole un agarre en el brazo. Cada vez que aflojaba el delincuente intentaba clavarle las tijeras. Yo le jalaba de las tijeras pero apretaba la mano de tal manera que no se podía.
Llamé a la policía desde el pub-teatro... y así estuvimos ¡¡¡una hora!!! con ese hombre botado en el suelo intentando clavarnos las tijeras.

De repente se oyó una sirena de coche, pero en vez de en nuestra calle (la comisaría estaba a tan solo 10 manzanas) se equivocaron de calle, entraron a toda velocidad por otra calle a poca distancia; se dieron cuenta que iban mal, viraron a toda velocidad a otra calle que era de sentido contrario y chocaron su coche patrulla contra un contenedor mientras todos los actores compañeros que estábamos allí veíamos atónitos la escena. Eso sí que fue un show. Por fin llegaron y no pudieron quitarle las tijeras hasta que estuvo esposado.

¿Eficiencia policial en las calles? uhmm, una vez leí que en Francia hasta mediados del siglo XIX esas cosas las llevaban oficialmente unas patrullas de los propios vecinos, una especie de milicias de la propia población del barrio que iban rotando y estaban autorizados por la gendarmería.