Mis orígenes

Nayuribe era la segunda de tres hijas de un jefe Chorotega (Éste término significa hombre que huye en idioma Chorotega). Le pusieron ese nombre a la princesa aborígen en honor a una flor muy hermosa y de exquisito aroma que crecía en Guanacaste (provincia en la que habitan los Chorotegas).

En una ocasión los Chorotegas (hombres) se fueron al Norte a pelear para defender sus tierras, dejando solas a las mujeres. Sus enemigos al darse cuenta de la táctica se fueron al territorio que creían desprotegido. Nayuribe para proteger a su pueblo del ataque le cortó los pechos a dos mujeres grandes, y las puso con lanzas en la entrada del rancho.

Cuando llegaron los atacantes y vieron a dos "hombres" en la entrada pensaron que se habían equivocado, y que los Chorotegas no se habían ido a buscarlos, por lo que temerosos huyeron.

Cuando regresaron los hombres sacrificaron a las dos valientes mujeres para elevar sus espíritus.

Nayuribe enterró los pechos de ambas mujeres en la tierra y de ahí nació un árbol con futos en forma de pechos (jícaras) y hojas en forma de cruz.

Esta es una leyenda Chorotega que me contó el Sukia (Chamán) de los actuales Chorotegas costarricenses. Y me parece apasionante porque nunca me habían contado la verdadera historia de la princesa de donde mi mamá sacó mi nombre.

PD: Estos árboles y sus hojas sí existen, yo los ví...

1 Reflejados:

Amaral dijo...

opale... eran rudos estos ancestros nuestros, verdad?

Increible la historia...

Como es posible que en las escuelas nos enseñen más de los invasores europeos que de nuestras raiz aborigen????