Realidad paralela

Desde el día en que vi el asalto he estado teniendo la sensación de que lo que yo creía era lo "correcto", socialmente es malo. Esto lo digo porque yo pensaba que denunciar un suceso en el que se atenta contra una persona era correcto, y era mi deber. Pero al ver la cara de desprecio y despreocupación de los policías, sentía que me decían: -"Para que me avisa, yo tan cómo do que estaba..." ó "-No sea idiota, no se preocupe por los demás, sólo ocúpese de sí misma".

Luego de esa ocasión he estado en dos charlas en la Universidad: Una con una mujer indígena, y otra con una ecologista.

En el primer caso, ver cuantos derechos se les negaban a los indígenas; y escuchando en las noticias de ayer que quieren eliminar un inciso del TLC con EEUU para no tener que hacer una consulta entre los pueblos indígenas, aumentó mi sensación de que la igualdad ante la sociedad no es lo ideal. Y no hablo de igualdad económica, sino de derechos básicos, de tomar en cuenta a todas las personas que habitan en un país, de tratarlos como seres humanos.

En el segundo caso, tuve un flasback a cuando leí La loca de Gandoca, de Ana Cristina Rossi. En donde las instancias gubernamentales que "se supone" protegen nuestros recursos naturales, trataban de Loca a la protagonista por querer evitar la destrucción de un refugio de vida silvestre.
¿Qué nos está pasando?¿Desde cuando vivimos en una realidad paralela en la que todo funciona al contrario de lo que debería?

1 Reflejados:

Amaral dijo...

Desde cuando preguntás?

desde siempre, esa realidad paralela se llama capitalismo, y vale mas tener que ser...

Pero los locos somos los que soñamos ocn algo mejor...

La loca de Gandoca tiene un referente dramaturgico mas que es UN ENEMIGO DEL PUEBLO de Ibsen...

Aqui te dejo un poemita que lo dice casi todo....

*LOS NADIE*

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadie con salir
de pobres,
que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a
cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca.
Ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los
nadie la llamen,
aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie
derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadie: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadie: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre,
muriendo la vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la
prensa local.
Los nadie, que cuestan menos que la bala que los mata.

*Eduardo Galeano*

Este poema nos había inspirado para hacer un espectaculo a Ale y a mi, lo ibamos a llamar LOS VERSOS DEL OPRIMIDO e iba a ser un dialogo entre teatro y danza...

Nunca lo aterrizamos y luego pasó.... La vida...