Lluvia...ah, lluvia!!

En época lluviosa paso toodo el tiempo enferma, por que mi ropa, zapatos, cuerpo y hasta cabello (dependiendo de si la cantidad de agua asemeja un diluvio) se mojan cada vez que salgo de mi casa, aunque siempre ande sombrilla.

Ya que en definitiva no me gusta enfermarme, detesto salir de mi casa cuando llueve. Hace algún tiempo una compañera de la universidad hizo un post sobre recomendaciones para la época lluviosa, pero esta vez no hablaré sobre eso, sino acerca de las reacciones que tenemos cuando empieza a llover...

El miércoles puse el despertador a las 5:00 am, para ir a hacer mandados, pero al despertarme escuché que estaba cayendo un aguacero increíble, y decidí postergar lo que tenía que hacer y seguir durmiendo. En ese momento agradecí que lloviera por que me dio un empujón para descansar más, ya que la mayoría del tiempo no puedo darme esos lujos y me obligué a hacerlo (en realidad no opuse nada de resistencia). Fue una de las excepciones en donde me alegró que estuviese lloviendo; en realidad casi siempre que me alegro de que llueva es por que estoy durmiendo o me voy a acostar a dormir, por que ese sonido me arrulla y desvanece otros ruidos molestos.

Creo que con lo años la lluvia deja de gustarnos, sobre todo mojarnos con ella; de hecho muchas otras situaciones se tornan irritantes con forme pasan los años. Cuando era niña me gustaba mojarme en la lluvia, de hecho lo que menos me importaba era si me iba a enfermar y tal ves por eso no me enfermaba tanto, en cambio ahora intento permanecer seca la mayor parte del tiempo y me paso engripada.

Hoy la lluvia a sido intermitente, llueve 20 minutos fuerte y se va media hora y vuelve...por suerte no tengo nada que hacer fuera de mi casa y simplemente disfruto el sonido de las gotas al caer al suelo y el olor a tierra mojada. Hoy disfruté que lloviera, tal ves mañana no lo haga, no lo sé...

3 Reflejados:

AdR dijo...

A mí nunca me importa que la lluvia me moje, y siempre que dejo que lo haga es porque quiero que me purifique... algo, el alma, el cuerpo, las ganas que pierdo.

Ahora que lo pienso, hace mucho que no llueve.

Besos.
P.D: tu texto me hace pensar. Gracias.

Anónimo dijo...

hola soy sergio uno de tus colombianitos preferidos.....mmm pues que te dire... me parece bn que hables de la lluvia... es algo de nuestras vidas de alguna manera y ami taMBIEN ME ENCANTA QUE LLUEVA CUANDO ESTOY EN LA CAMA ES RELAJANTE... SI NO TE GUSTA EMFERMARTE PUES TE RECOMIENDO QUE NO TE MOJES AUNQUE LO VIVES HACIENDO POR LO QUE VEO... DE JAME DECIRTE QUE ESA FOTO DEL PRINCIPIO ESTA REBACANA.. ME GUSTA UN MONTON EXPRESA UN MONTON DE COSAS APARTE DEL ARTE... EO QUE ERES UNA PERSONA CENTRADA QUE SAB LO QUE QUIERE Y TIENE SUS METAS DEFINIDAS... ESO FELICITO Y ESPERO QUE SIGAS ADELANTE... TE DESEO LO MEJOR DEL MUNDO XQ YO SE QUE TE LO MERECES... Y EN LA VIDA TE VALLAS A OLVIDAR QUE TE QUIERO COMO UN BERRACO..... OKIS TE CUIDAS... ATT:SERGIO GUARIN

Amaral dijo...

Tal vez sea que al hacernos "grandes" dejamos atrás el goce con las cosas simples?

A mi me fascina dejarme mojar por la lluvia...

Recuerdo siempre una vez que mi madre y yo, como de 11 años, veníamos por San José y se vino un señor diluvio y resignados cerramos la sombrilla y nos vinimos caminando como un kilómetro bajo el torrencial aguacero....

Chapotébamos en los charcos y nos metíamos "contracorriente" en los ríos que se hacían en los caños...

Curiosamente no recuerdo si nos enfermamos o no.... Tal vez porque eso no era importante...

Ya grande, recuerdo la increible sensación de hacer el amor bajo la lluvia... Fascinante...

Y recuerdo a mi ninfa mojada por un aguacero constante en Tarbaca, con el atardecer de fondo, subida en una lomita y tiritando de frío... Se veía tan hermosa...

Ah... Ya me "acabangué"...