Aires de olvido


Al fondo se escuchaba aún la música, las risas, todos bailaban y coreaban las canciones que estaban siendo su tormento.
Se cubrió el rostro, deseaba correr, huir, meterse a ese inmenso y oscuro mar que le impedía el paso hacia el horizonte, en donde quería vivir, lejos de todo, lejos de ella.
Después de unos minutos se limpió los ojos y miró al cielo, en donde se divisaba una imponente luna, bella, sublime, como un símbolo del amor eterno que se juraron alguna vez...
El oleaje le susurraba los besos que ya no daría, los abrazos que no recibiría, los te amo que no volverían a salir aquellos suaves labios, en los que se perdía noches enteras.

-Maldita luna- gritaba con todas sus fuerzas.

Un escalofrío recorrió su espalda, respiró profundamente, mientras una mano lo tomaba del hombro. Asustado se volvió rápidamente.

-Tranquilo, soy yo.
-...
-Deja de pensar en ella, disfruta, diviértete, ven a bailar.
-No quiero.
-Deja de ser tan terco, regálame una sonrisa, no te tortures así... déjala que esfume con el viento, y sigue adelante.
-... Gracias.

Y caminaron de regreso, mientras el viento soplaba hasta perderse en las rocas...

15 Reflejados:

Oscar Javier dijo...

el dolor de aquello que se ama y que ya no volvera a ser... siempre hace falta que te tomen por el hombre y te ayuden a volver de la nostalgia... un abrazo

Miguelo dijo...

que difiiiiiicil es olvidar

sueño dijo...

Hacemos tantas promesas a esa luna...

Lo posivito de tu historia es la persona que pone la mano en el hombro. Siempre es bueno tener a alguien que nos consuele, ¿verdad?.
Porque desamor, siempre hay, y siempre habrá.

Un abrazo.

pati dijo...

Eso, eso, perderse con ese viento mientras sonríe, y disfruta, y se divierte, y baila...

Es lo mejor que podría haberle dicho esa mano amiga ;)

Besitos, Nayu :)

Belén dijo...

La verdad es que cuando estamos con el corazón roto, no tenemos ganas de hacer lo más divertido que es bailar, reír, gozar...

Qué cosas...

Besicos

Bohemia dijo...

un besito, nena, que lindo escribes... :o)

Nayuribe dijo...

Oscar javier pues si, alguna vez pasé por ello... y sin esa mano en el hombro aún estaría gritándole a la luna.
Un abrazo para tí también.

Miguelo Pues pienso igual que tú, es muuy difícil.
un beso

Sueño pues si, es muy necesario tener esa "mano amiga".
Un abrazo

Paty, creo que ésa es la manera en la que yo logro olvidar...
Bienvenida nuevamente, ya te extrañaba.
Un besito

Belén Es cierto, no tenemos ganas, pero a veces obligarnos a nosotros mismos a disfrutar nos regala momentos de sonrisas, que son perfectas para empezar a olvidar.
besos

Bohemia Muchas gracias, tú también. Un besote.

Sureña dijo...

A veces lo que a los demás gusta y divierte a nosotros puede estar matándonos no?

Pero la luna no tenía la culpa... seguro que bajo su mirada volverán los te quiero.

Besos

cuandomequieras dijo...

a veces preferimos hundirnos en la pena, en vez de mirar hacia adelante. Siempre es precioso que haya alguien que te ponga la mano en el hombro y te devuelva a la vida...

Ricardo Baticón dijo...

Hola Nayuribe

He descubierto tu blog gracias al de Pati... Me gusta, volveré a pasarme. Qué luna más bonita ilustra esta entrada...

Un saludo.

txusman dijo...

si, pero por si acaso... las culpas a la Luna...
Siempre buscamos culpables cuando es muy posible que solo seamos nosotros quienes hallan errado...
La "maldita" Luna estaba allí por casualidad y no como la mano amiga en tu hombro, que supo en ese momento estar para TÍ
UN SALUDO

AdR dijo...

El amor eterno existe sólo cuando en persona no se han podido consumar todas las ganas de amar.

Besos

carmen dijo...

Que bonito lo que has escrito todos necesitamos una mano amiga que te haga regresar de tu sufrimiento y tus pensamientos del amor que no puedes olvidar.

Un besito cielo.

Nayuribe dijo...

Pues si Sureña, porque hay momentos y lugares que nos traen recuerdos que queremos dejar en el pasado...
Talvez vuelvan los te quiero para ese par de la historia...
besitos

Cuandomequieras Esa mano es tan reconfortante... tan importante para volver a la vida.

Ricardo pues bienvenido, y te espero de vuelta pronto x aquí.
Un abrazo

Tuxuman en definitiva la culpa no era de la luna, siempre buscamos a cualquier cosa para quitarnos la propia culpa... y por si acaso... la historia no me pasó, jeje
besitos

Adr espero que eso me pase algún día, por el momento, mis ganas de amar no se han acabado, así que seguiré amando hasta donde a los dos nos den las fuerzas...
besos

Carmen exacto... todos necesitamos esa mano... sin excepción
besitos

amaral dijo...

lo mas curioso es que a veces esa mano viene de quien uno menos lo espera...

Hay que estar receptivo siempre....

Y aqui, desde el prisma de mis 38 años, y mis dos divorcios y una separación de una realción super importante en mi vida les digo...

NUNCA SE OLVIDA se aprende a superar, a no añorar, incluso a verle el lado positivo al "final"... Pero todo sigue ahi, todo se recuerda... Y de vez en cuando, como una vieja herida de guerra... Duele.... YAsí como las fracturas antiguas... Duele con la luna...