Lejos del aparador


En ocasiones el corazón sale a la calle en busca del mejor postor, quién lo lastime menos, le brinde amores pasajeros, superficiales, que lo emocionen un ratito, quien le pueda comprar más felicidad.

Y hay otros corazones que salen a cazar corazones frescos, tiernos, vulnerables, que estén desesperados por ser mimados, pagando un bajo precio por altas ganancias.

A veces el corazón se vende en las esquinas para tener un poquito de "amor", porque la necesidad de la compañía se hace más fuerte que el beneficio de la soledad.

Hace tiempo dejé de mostrar mi corazón, como en un aparador, porque me di cuenta de que los corazones que valen la pena no salen a cazar, son más observadores y pacientes, están guardaditos esperando otro corazón que lata a su ritmo, que sea más real que los de las vitrinas.

9 Reflejados:

♦PªU♦ dijo...

Yo tampoco muestro el mío, pero si me encanta ver vitrinas y me ha dado por estar de compradora compulsiva, pero obvio sólo me ha llevado a la reuina, a llenar la tarjeta de crédito y llenarme de corazones inservibles en el closet jejej

Un abrazo!!!

Montxu dijo...

Triste realidad, parece un autentico supermercado que vende nada..Un beso

mimbre dijo...

Hola Nayu...
Según va pasando la vida, vamos perdiendo inocencia y ganando experiencia.
A cada jugada que nos presenta la vida, miramos más de una vez la cartas que tenemos en las manos¡
Y proteger nuestro corazón es una forma de hacerlo¡¡
Gracias por tus conceptos,AMIGA MIA¡ Suerte con tu relación¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Cris dijo...

Como las películas: después de ver 100, encuentras una obra de arte donde menos te lo esperas...

Besos!

Ricardo Baticón dijo...

Hola Nayuribe... incríble la fuerza descriptiva de tus palabras... y las que nos resaltas, sólo con leer esos titulares, sabemos perfectamente del tema que estás tratando. Saludos

இலை Bohemia இலை dijo...

Me gustó esta entrada, es diferente a otras, o al menos la encontré diferente, otro matiz, otra mirada...

Bss guapa!

Miguelo dijo...

Hola. Ya hace un tiempo que cerré el blog de 12 miradas. Pero últimamente lo he estado echando de menos. Así que me he decidido a empezar con un nuevo blog. La dirección es

http://losdesvariosdeunlunatico.blogspot.com/

Si te apetece visitarme, serás bienvenida. Besosss

Raúl dijo...

Quizá no sea el corazón el cazador ni el cazado. Quizá sea el cerebro.

Belén dijo...

Yo no creo que lo que se venda sea amor... más bien un rato de compañía y poco más...

Besicos