Estrellándose contra la realidad



Cabizbaja camina por las aceras, como una sombra imperceptible.
Dentro de sí se debate una batalla campal, su hígado patea al corazón y viceversa, el estómago está completamente revuelto, su garganta está seca y hecha un nudo, en su boca cerrada explotan gritos sordos de furia e impotencia y sus ojos empiezan humedecerse.

Es terrible para su sonrisa confrontar que el dinero es un monstruo que engulle a la necesidad, que el más fuerte no es quien más tiene, sino el que se encuentra con alguien en extrema necesidad que realice lo que al dinero le de la gana.

Luego de la renuncia masiva a su trabajo por la ambición, el irrespeto y el engaño de los altos mandos, lo único que la hace flaquear es pensar en quienes no tuvieron más remedio que aceptar las míseras "nuevas condiciones de trabajo".

5 Reflejados:

AdR dijo...

El tema de las condiciones laborales en España no está para tirar cohetes ni mucho menos. Vamos, miserables, y más por el sur.

¡Has cambiado el aspecto de tu Reflejo!

Es una cambio muy arriesgado pero que te va a dar muchas posibilidades en cuanto al color de los textos y las nuevas fotografías :)

Besos

Doctor Gurma dijo...

Como decimos acá en México ¡futa! si, el dinero. Maldito invento nomás para atormentar y someter. Yo no me dejo, pese a la indigencia que vivo (que en realidad es más una indigencia social y emocional, que económica) Hay una manera de sonreirle esta circunstancia y la hago todos los días. Trabajo, me organizo y apesar de los pesares, hay veces que ni cobro porlo que hago. Así la vida me premia haciéndome olvidar del dinero (y eventualmente me bonifica la acción de modos económicamente insospechados)
Saludos!

Belén dijo...

Buf.. si yo te conatara creo que alucinarías, como decimos aquí...

El precio a pagar es demasiado caro, creo...

Besicos de megustatudiseño

Adolfo Payés dijo...

Lo mismo de siempre.. cuanta razón tienes..

Después de mi ausencia es estupendo volver a leerte... me quedo como siempre por tu espacio..

Un gusto disfrutar de tus letras.



Un abrazo con mis
Saludos fraternos de siempre...
Que disfrutes del fin de semana..

madroca dijo...

Un texto con mucha fuerza y un gran empaque reflejando una realidad cotidiana.
Un placer haber descubierto tu blog.
Un saludo