Manjar

Apenas despunta el alba y ya el gallo ha cantado varias veces. Ella se levanta con dificultad, ya los años no la dejan moverse con libertad; camina lentamente al baño, se lava la cara y las manos, y se dirige a la cocina. Abre la puerta trasera de la casa y llega al corredor en donde está la máquina que la hace iniciar el día: La moledora de maíz.

Toma de una palangana enorme los granitos de maíz, que se habían estado remojando en agua para que se suavizaran. mete un pequeño puño en la máquina y empieza a girar la palanca, muele el maíz una y otra vez hasta que tenga la textura ideal.

Cuando está lista la masa empieza a palmear las mejores tortillas que he probado en mi vida, pone la pelotita de masa en el centro de su mano y la va extendiendo con golpecitos. Y cuando está lista la primera la hecha en el comal que ya está caliente en la cocina de leña.

Una a una van saliendo humeantes, suavecitas, gruesas...

Cuando me levanto lo primero que hago es ir a la cocina en busca de tortillas, las caliento en la cocina de leña y les pongo natilla casera por encima, de las vacas que tiene la finca de mi abuela; la natilla se deshace un poco por el calor y queda un delicioso manjar.

Benditas manos que después de alimentar tantos hijos aún desean cocinar para sus nietos...

21 Reflejados:

carmen dijo...

Hola Nayuribe pase a visitarte y como me gusto tu blog me he añadido a el para no perderte.

Un besito.

Mau Carro dijo...

uyyy, yo también quiero tortillas!

amaral dijo...

ah maravilla... Esas pequeñas ENOOOOOOOORMES cosas de la vida...

Jejejejeje, sabiendo de tu familia como sé yo, el post adquiere además mayores dimensiones...

mimbre dijo...

Los olores, sabores y colores de las comidas de nuestra infancia, permanecen vivas de por vida en nuestra mente. buenisimo..Nayu
Un abrazo
Osvaldo.

Oscar Javier dijo...

bonita apología la que haces de la labor de tu abuela... me encant{o la descripci{on, espero seguir pasando por aqui...

Belén dijo...

Mi abuela hacía torrijas...

Besicos

Arantza G. dijo...

Pasé a darte las gracias por la visita. Encantada.
Mi abuela era cocinera profesional, yo viví desde los dos hasta los ocho años con ella y recuerdo su comida con mucho cariño. Son recuerdos que no se borran tan fácilmente.
Un beso.

Nayuribe dijo...

Carmen Bienvenida, me alegra mucho que te guste mi blog, te espero pronto; un beso.

Carro, yo le traigo cuando venga de Pérez... para que haga la misma cara que hizo cuando probó los tamales, jeje

Pues si Ama, sabes las dimensiones del post...

Osvaldo, sí eso permanecerá por siempre... aunque mi abuela sigue cocinándonos, así que no sólo fue algo de mi infancia :)
besitos

Oscar Javier Bienvenido, te espero pronto, y que dicha que te gustá mi descripción... Un abrazo

Belén... disculpa mi ignorancia... qué son torrijas... prefiero que tú me expliques a que me lo diga google... jeje
besos

Arantza, gracias a tí también por pasarte x aquí... besos

sueño dijo...

Pues sin probarlas deben de estar deliciosas.

Felicidades por tener una abuela así. El cariño no se entrega fácilmente, se regala.
Así que supongo que os merecéis todo eso.

Ayyy que hambre me ha dado¡¡¡¡

un beso

MARIO ALONSO dijo...

Benditas esas manos y el cariño profundo que desprenden...

Gracias por tus visitas y tu apoyo. Hoy vuelvo a estar mal, no lo entiendo, hago todo lo posible para mejorar, pero no mejoro. He caminado más de cuatro kilómetros a toda velocidad, quería descargar tensión, incluso agotarme físicamente, voy a ducharme y sólo deseo dormir para no sentir... pero mi sueño se interrumpe bruscamente y despierto empapado en sudor frío y con unos nervios que mueven involuntariamente todos mis músculos, me agarrotan, me duelen, me asustan.

No sé salir de esto, no sé!!!

aLba dijo...

hay q cuidar lo que mas se quiere :)

Sureña dijo...

Ay quién pudiera probarlas... :)

La mía tenía las mejores manos para la masa de los roscos fritos.

Besos

Anónimo dijo...

nayu ust sabe lo mucho que entiendo este sentimiento... mas que nada por mi condicion de vida y por que desde hace dos años veo como cada dia la luz que siempre me ha dado esperanza se ha comenzado a extinguir... adora y comprendala aunque a veces la edad sea un pozo de diferencias ahora que puedes y no cuando sea tarde...

carmen dijo...

Que delicia tener a la abuelita que te prepare cosas tan buenas yo a la mia la hecho mucho de menos que pena que tengan que faltarnos algun dia con lo que se quieren,cuidala mucho,y mimala son un regalo de Dios.

Un beso.

sibenik dijo...

Retrato costumbrista tierno y entrañable. Me ha gustado. Un saludo

cuandomequieras dijo...

mmm... tortillas con natilla casera... suena rico, rico!!!
y suena precioso que tu abuela siga ahí, con todos vosotros, y con gusto de cocinar por las mañanas. Qué suerte.
Besa a tu abuelita!

alas dijo...

que delicioso post!!! es un placer leer tus palabras :)

un besito

AdR dijo...

Benditas sean, porque en las manos de cada madre se quedan marcadas las huellas de las caricias que han dado en vida.

Yo creo que por eso les sale tan buena la comida :)

Besos, Nayu.

Miguelo dijo...

pues si, benditas manos. cuidalas

Nayuribe dijo...

Gracias sueño... no sé si me lo merezco pero me gustaría pensar que sí... y sí, son deliciosas!!! besitos!

Mario Alonso, creo que he entendido en estos últimos meses que la mejor forma es distraerse, salir a pasear, pero no sólo... lo mejor es ir con varios amig@s para olvidar la depresión...besos

Alba si sé que hay que cuidarla, estar cerca de ella. Por suerte los hijos siempre la acompañan...besitos

Sureña perdón, pero no sé que son roscos fritos ;P Y sip, las tortillas son deliciosas!! Besos

Chomis claro que sé de que hablas, y sé que comprendes bastante éste post... Paciencia mi vida, y un besote.

Carmen lamento que no la tengas, yo por mientras mimaré la mía mientras la tenga conmigo... un beso

Sibenik bienvenido a mi blog, y que dicha que te gustó como escribo... un abrazo!

Cuandomequieras Si es demasiado rico!! Y ya le he dado bastante besos... Pero uno también te lo doy a tí!!

Alas gracias!! A tí también es un placer leerte. Un abrazo.

Adr Bienvenido nuevamente a mi blog!! Ya te extrañaba x aquí...
Y probablemente sea cierto lo que dices. Un beso!

Miguelo si, tengo que cuidar esas benditas manos... besos

A. Amador dijo...

Mi abuela es guanacasteca, y tambien es de hacer tortillas así...